Reportaje de fotos premamá Castellón

Fotos pre-mamá. Atrévete a regalarte unas fotos de tu embarazo

Las fotografías de pre-mamá son tal vez aquellas en las que podemos desarrollar más nuestro lado creativo y jugar con accesorios que las conviertan en únicas. Las fotos pre–mamá pueden realizarse tanto en el estudio como en exteriores (dependiendo por supuesto del clima) y en ella me gusta, siempre que sea posible, que participe vuestra pareja y otros hijos (si los tenéis).

Fotos pre-mamá diferentes

Si queréis y el espacio es adecuado (buenas condiciones de luz) también podemos realizar las fotos premamá en vuestra casa. En cada sesión suelo realizar sufucuentes disparos para tener una colección de fotografías variadas, algunas divertidas, otras más tiernas…en cualquier caso, si tenéis alguna idea en mente, no dudéis en contármela y siempre que sea posible podemos ponerla en práctica.

¿Cuando hacer la sesión de fotos de premamá?

En el caso de las fotos de premamá, el momento oportuno es entre la semana 28 y la 34, aunque depende de cada futura mamá. Es importante planificar la sesión con antelación por varios motivos: asegurarnos de que tenga disponibilidad en el momento oportuno, y tener un tiempo de margen por si surgen imprevistos. En el caso de los recién nacidos, cuánto antes los traigáis, mejor. Sobre todo es importante que la sesión se realice antes de que cumplan el primer mes. El motivo es que, al dormir menos y empezar a ser más fuertes, hay ciertas poses que ya no les resultan cómodas y cuesta mucho conseguir. También hay que tener en cuenta que a partir de las tres semanas suele aparecer un poquito de acné.

¿Hace falta que traigáis alguna ropa o atrezzo para las fotos de premamá?

No es necesario que compréis ropa especial, pues en estos casos, menos es más. Con unos conjuntos básicos (para las futuras mamás) es más que suficiente. Es importante que para las fotos “de familia” en las que aparezca más de una persona tengáis en cuenta los colores y estampados…si queremos hacer algo muy colorido, debemos organizarlo bien. Si no queréis complicaros, los tejanos con camisa blanca son una apuesta segura.

En el caso de los recién nacidos la mayoría de las fotografías las realizamos desnudos (si tenéis algún inconveniente con esto existen alternativas), aunque siempre está bien acompañarlas de algún gorrito, unos patucos o un peluche especial.